Archivo de la etiqueta: Minerales

La quiastolita

Quiastolita

Aún sin serlo la quiastolita es considerada como una variedad de la andalucita. No obstante la quiastolita está formada por cuatro cristales prismáticos de andalucita que en su interior presentan inclusiones carbonosas de distribución simétrica. Dichos cristales cortados en sección, forman una cruz característica.

Quiastolitas in situ
Quiastolitas in situ

Aunque ya existían referencias de la andalucita, incluso descrita como quiastolita, en el libro “Aparato para la Historia Natural Española” de 1754 y del autor español José Torrubia, el primero en estudiar la andalucita fue Abraham Gottlob Werner y lo hizo a partir de unos ejemplares que procedían de España. El nombre andalucita fue dado por Jean-Claude Delamétherie en 1798 ya que tanto él como Werner pensaron que los ejemplares analizados procedían de Andalucía. Sin embargo posteriormente se ha visto que muy probablemente estos primeros ejemplares procedieran del paraje de El Zahurdón, ubicado en El Cardoso de la Sierra, provincia de Guadalajara y la confusión viniera por pensar que esta localidad pertenecía a Andalucía. Este error se ha ido trasladando en la mayoría de los libros escritos por autores posteriores (algunos de ellos modernos), considerándose en alguna ocasión incluso que la localidad exacta era la provincia de Almería.

Quiastolita trabajada
Quiastolita trabajada
Clase: Silicatos
Subclase: Neosilicatos
Fórmula: SIO5AL2
Sistema: Ortorrómbico.
Color: Blanco, gris, verde, marrón, rojizo, ocasionalmente amarillo y raramente violeta.
Raya: Blanca.
Lustre: Vítreo, subvítreo o graso.
Transparencia: Transparente a translúcido.
Dureza: 6,5 – 7,5.
Peso específico: 3.13 – 3.21 g/cm3 (Medida)    3.149 g/cm3 (Calculada).
Fractura: Irregular, subconcoidea.
Tenacidad: Quebradizo.
Óptica: Índice de refracción alto, birrefringencia débil. Biáxico negativo.
Química: Contiene 63.2% de Al2O3 y 26.8% de SiO2. La Sillimanita y la Distena son sus polimorfos.
Forma de presentarse:  En cristales prismáticos de base cuadrada de buen tamaño, en cristales redondeados con núcleos cruciformes, macla en reloj de arena debida a depósitos de materia carbonosa en la variedad Quiastolita. A veces en masas columnares, lenticulares, radiales o granudas.
Génesis: Mineral típico del metamorfismo en aureolas de contacto entre granitos y pizarras arcillosas, micáceas o corneanas. En pizarras de metamorfismo regional suele ir en granos redondeados. Es más raro en granitos intrusivos, pegmatitas o en filones de cuarzo. Esporádicamente asociado a procesos hidrotermales.
Quiastolita de colección
Quiastolita de colección
Llavero de quiastolita
Llavero de quiastolita

 

Las piritas de la Mina Ampliación a Victoria en Navajún, La Rioja

El yacimiento “Ampliación a Victoria” de piritas se encuentra situado en la Sierra de Alcarama a cuatro kilómetros del pueblo de Navajún. Los ejemplares de este yacimiento son internacionalmente conocidos y apreciados, convirtiéndose esta localidad en todo un referente de la mineralogía española.

 

Las piritas de este yacimiento se encuentran diseminadas entre los niveles de margas correspondientes al Cretácico (Weald). Junto a la pirita aparecen yesos, clorita y óxidos de manganeso, pero todas ellas sin ningún interés coleccionístico.

 

La pirita aparece casi únicamente en su forma cúbica, raramente en otras formas cristalinas y solo en muy pocos casos con sus aristas biseladas.  Aparecen ejemplares sueltos y en matriz, formados por cubos individuales o agrupaciones de dos o más elementos. Las caras de los cristales aparecen lisas y rayadas con estrías. En 2011 se encontraron cristales con forma de paralelepípedo y casi prismático, nada comunes para este yacimiento.

 

3 x 3 x 3 cm -  Cristal cúbico de pirita típico de esta localización.
3 x 3 x 3 cm – Cristal cúbico de pirita típico de esta localización.

 

6 x 5 x 5 cm. - Ejemplar formado por la agrupación de dos cristales cúbicos de pirita. En ambos cristales se puede apreciar la estriación típica de este mineral
6 x 5 x 5 cm. – Ejemplar formado por la agrupación de dos cristales cúbicos de pirita. En ambos cristales se puede apreciar la estriación típica de este mineral.

 

2 x 2 x 2 cm. - Esquema donde pueden verse los tres cristales que forman este ejemplar y como están interconectados
2 x 2 x 2 cm. – Esquema donde pueden verse los tres cristales que forman este ejemplar y como están interconectados.

 

9 x 9 x 7 cm. - Agrupación de tres cristales de pirita en matriz. Tiene caras planas y muy brillantes similares a un espejo
9 x 9 x 7 cm. – Agrupación de tres cristales de pirita en matriz. Tiene caras planas y muy brillantes similares a un espejo.

 

9 x 9 x 7 cm. - Detalle del ejemplar anterior. El tamaño de los cristales es de 2 cm.
9 x 9 x 7 cm. – Detalle del ejemplar anterior. El tamaño de los cristales es de 2 cm.

 

4 x 2 x 2 cm. - Diagrama para mostrar las caras cúbicas de los cristales y la interconexión entre ellos.
4 x 2 x 2 cm. – Diagrama para mostrar las caras cúbicas de los cristales y la interconexión entre ellos.

 

10 x 8 x 8 cm. - Agrupación de dos cristales en matriz. Es un ejemplar curioso que tiene un cristal más pequeño alargado incluido dentro de otro cúbico mayor.
10 x 8 x 8 cm. – Agrupación de dos cristales en matriz. Es un ejemplar curioso que tiene un cristal más pequeño alargado incluido dentro de otro cúbico mayor.

 

3 x 3 x 3 cm. Detalle del cristal del ejemplar anterior
3 x 3 x 3 cm. Detalle del cristal del ejemplar anterior.

 

3 x 3 x 3 cm. Diagrama para delimitar en el ejemplar anterior el cristal alargado más pequeño
3 x 3 x 3 cm. Diagrama para delimitar en el ejemplar anterior el cristal alargado más pequeño.

 

Accede a los siguientes enlaces si quieres ver más fotos de piritas de este yacimiento:

 

Galería FMF
FMF Galery

See an English version in FMF – Friends of Minerals Forum, discussion and message board

Clase Hexaoctaédrica o clase Normal

La simetría de cada uno de los elementos de la clase Hexaoctaédrica o clase Normal es como se describe a continuación.

Ejes de simetría. Posee tres ejes principales de simetría tetragonal que coinciden con los ejes cristalográficos y son conocidos como ejes cúbicos ya que son perpendiculares a las caras del cubo. Tiene tres ejes diagonales de simetría trigonal que emergen en el medio de los octetos formados por los ejes cúbicos. Se les denomina ejes octaédricos ya que son perpendiculares a las caras del octaedro. Finalmente hay seis ejes diagonales de simetría binaria que bifurcan los ángulos planos hechos por los ejes cúbicos. Son perpendiculares a las caras del dodecaedro y por tanto se les conoce como ejes del dodecaedro. Estos ejes pueden observarse en la figura 1.

ejes sistema hexaoctaedrico
Figura1. Ejes de simetría tetragonal, trigonal y binaria

Planos de simetría. Posee tres planos de simetría principales, situados entre sí en ángulo recto y cuya intersección fija los ejes cristalográficos. Adicionalmente existen seis planos diagonales que bifurcan los ángulos formados por los ejes principales. Los planos de simetría pueden observarse en la figura 2.

Planos de simetria clase hexaoctaedrica
Figura2. Planos de simetria principales y diagonales

Las posibles formas que pertenecen a esta clase y poseen bien definida la simetría se pueden agrupar bajo siete tipos de sólidos. Estos solidos se enumeran en la tabla siguiente empezando por el más simple de todos.

1. Cubo …………………………… (100)

2. Octaedro ………………………. (111)

3. Dodecaedro ………………….. (110)

4. Tetraquishexaedro ……….. (hk0)

5. Triaquisoctaedro ………….. (hhl)

6. Trapezoedro ………………….. (hll)

7. Hexaquisoctaedro ………….. (hkl)

Fuente: Edward Salisbury Dana, 1922. A Text-Book of Mineralogy with an extended treatise on crystallography and physical mineralogy

El sistema cúbico o isométrico

El sistema cúbico o isométrico comprende todas aquellas formas referidas a tres ejes de igual longitud y que forman ángulo recto entre ellas. Cuando está bien orientado, posee un eje vertical y dos horizontales, uno de ellos paralelo al observador y el otro perpendicular al mismo. El orden en que se denominan los tres ejes en relación a las caras se indica por los valores a1, a2 y a3 como puede verse en la figura 1. En dicha figura, también pueden observarse los signos positivos y negativos de cada eje.

Ejes sistema cubico
Figura 1. Ejes del sistema cúbico

Este sistema incluye las cinco clases siguientes: Tetratoidal, Diploidal, Hexatetraédrica, Giroidal, Hexaoctaédrica. De estas, la clase Hexaoctaédrica o clase normal es la que presenta el mayor grado de simetría del sistema para todas sus formas cristalinas y por ende, es la más importante. Del resto de clases, Diploidal y Tetraoidal, son las más representativas entre las especies minerales.

Fuente: Edward Salisbury Dana, 1922. A Text-Book of Mineralogy with an extended treatise on crystallography and physical mineralogy